ANTONIO HERNANDEZ
 
 
       
 
 
 
 
 
 Águilas y su historia: Minería y minas de Águilas

A partir de 1840 los yacimientos de la Sierra de Gádor muestran síntomas de agotamiento lo que da lugar a cierres de minas y fundiciones. En ello tendría mucho que ver el descubrimiento del criadero de plomo argentífero en el Barranco Jaroso, en la Sierra de Almagrera en 1838. La minería del Levante sufrirá un nuevo impulso, que incentivó la demarcación y solicitud de registros mineros en las sierras adyacentes de Vera, Águilas, Lorca, Mazarrón y Cartagena.
La importancia de Águilas en la minería moderna del Sureste español ha pasado desapercibida hasta nuestras fechas, a pesar de que empezó aponerse de manifiesto a partir del segundo tercio del siglo XIX. Los dos principales hechos que confirman su papel relevante sobre otros enclaves mineros como La Unión, Mazarrón o incluso Cartagena fue la construcción de fábricas de fundición de plomo en la Bahía de Levante, y en segundo lugar el establecimiento de la Inspección de Minas del distrito de Sierra Almagrera y Murcia en Águilas.
A principios del siglo XX la prácticamente totalidad del término municipal de Águilas había sido demarcada por ingenieros de minas que recorrieron los más recónditos parajes de nuestro término municipal. Gracias a los registros y dibujos meticulosos que aquellos ingenieros hicieron entre 1870 y 1920, hoy en día y tras un meticuloso y laborioso proceso de ordenación de datos, he podido recrear el paisaje y los principales accidentes geográficos del término de Águilas de antaño, recuperando del olvido una gran cantidad de nombres de parajes y topónimos olvidados por el paso del tiempo, así como el nombre de los cortijos, haciendas, fuentes, hornos, ventas, etc. así como de algunos de sus primeros y muy ilustres moradores.
(Este libro será publicado próximamente)
 
Copyright @ 2012 Antonio Hernandez Inicio | Mis Publicaciones | Sobre Ragtime | Proyectos y Talleres | Sobre Mi | Contacto | Aviso Legal | Política de Privacidad